Siete factores a tener en cuenta para poner en marcha una start-up con éxito

FUENTE-ActivaMutua2008.ABC. Apostar por la diferenciación y conocer bien al cliente y el mercado en el que se trabaja son claves para emprender con garantías

Las start-ups son aquellas compañías de reciente creación y grandes opciones de crecimiento (aunque también asumiendo buenas dosis de riegos), generalmente vinculadas con el ámbito tecnológico o relacionadas con el mundo de internet y las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, aunque no exclusivamente. Las posibilidades de encontrar vías de negocio en la autopista digital pisando el acelerador de la innovación hacen que cada vez sean más los emprendedores que se lanzan a crear este tipo de negocios.

La crisis ha agudizado además los sentidos de los más imaginativos e innovadores, pero sigue existiendo el problema de la liquidez. Como asegura Javier Pérez Dolset, confundador de U-tad, el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, encontrar financiación el sector digital no es una tarea precisamente sencilla. Estos son algunos de consejos que son claves para crear una startup digital de éxito y conseguir encontrar un grifo abierto para el crédito.

1. Buscar la diferenciación para ser rentable
Buscar el carácter diferenciador es clave para que el proyecto destaque dentro del mercado, para ello hay que identificar cuáles son los beneficios que aporta el producto o servicio a la sociedad.

2. Conocer al cliente
Analizar al cliente final es una regla fundamental. Hay que saber por qué, cómo y cuándo compra. En definitiva, obtener los patrones de comportamiento de los clientes, para ello es indispensable utilizar herramientas de medición.

3. Conocer el mercado
Conocer a fondo la competencia es imprescindible. Sus ineficiencias pueden ayudar a implementar mejoras en el negocio y convertirlo en la mejor opción.

4. Saber cómo conseguir financiación
Es importante saber presentar el negocio y sacarle el máximo partido para que cautive a los posibles inversores. Hay que tener en cuenta que el principal criterio que valoran los inversores a la hora de elegir un proyecto es un buen equipo y la escalabilidad del negocio.

5. Traspasar fronteras
El proyecto debe tener proyección internacional. No es posible desarrollar un producto o proyecto digital a nivel local. El mercado es global y así hay que afrontarlo.

6. Outsourcing
Es aconsejable externalizar todo aquello que no forme parte de los elementos estratégicos de la empresa, de esta forma se logrará una total dedicación al producto o servicio al que se dedica la compañía.

7. Profesionales formados
Es esencial contar con un equipo multidisciplinar y formado en el mundo digital que esté cualificado y tenga las habilidades necesarias para idear, implementar y gestionar estrategias digitales en diferentes ámbitos de negocio.

Javier Pérez Dolset recuerda que en Estados Unidos, el 40% del empleo nuevo generado en los últimos dos años ha sido otorgado a jóvenes del sector digital, mientras que esa cifra en España se reduce al 3% por la falta de profesionales formados. «Esta tendencia tiene que ser modificada desde la educación y la financiación. El sector digital demanda decenas de miles de empleos pero tenemos que introducir la formación digital desde la escuela. Además, neces itamos una estructura fiscal que permita ese apoyo a emprendedores y reforzar también el espíritu emprendedor del país», afirma Pérez Dolset.